28 de Mayo Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer

El 28 de Mayo de 1987 se instituyó el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, quedando establecida esta fecha como recordatorio para abordar las múltiples causas de enfermedad y muerte que afectan a las mujeres.
La decisión de proclamar esta fecha fue tomada en la reunión de integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos realizada al terminar el V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer en Costa Rica.
El derecho de las mujeres a gozar de salud integral a lo largo de todo su ciclo vital es un derecho humano universal consagrado por el sistema internacional de derechos humanos.
La salud integral, no es un hecho meramente biológico, sino que responde mas bien a factores biopsicosociales, y depende del lugar que las mujeres ocupen en la sociedad, de su capacidad de acceder a los recursos materiales y simbólicos para vivir una vida digna, con igualdad de oportunidades, exenta de violencias. Una vida en la cual la sexualidad y la reproducción se ejerzan desde la autonomía y la libertad.
No siempre ocurre para la totalidad de las mujeres, en especial para las mas pobres, para las que aman a otras mujeres, para inmigrantes, refugiadas o desplazadas, para las que habitan zonas rurales o villas de emergencia, para las de distintas razas o etnias, para las de pueblos originarios, para las que poseen capacidades diferentes.
La discriminación, la violencia en todas sus formas, la exclusión, sea cual sea, las aleja cada día del goce y acceso de los derechos humanos consagrados, especialmente, el de la salud integral, derechos sexuales y reproductivos.
Desde la Secretaria de Genero e integrantes de la Comisión Directiva de esta departamental, apoyamos todas las acciones tendientes a la salud de todas las mujeres judiciales y de la sociedad en su conjunto, haciendo saber que las puertas de este gremio se encuentran abiertas para quienes crean o tengan conocimiento, que desde el ámbito laboral, se vulnere este derecho fundamental para sostener una vida digna y de desarrollo pleno.