A 45 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO

En un nuevo aniversario del inicio de la dictadura más sangrienta que sufrió nuestro país, la AJB continúa reafirmando su inclaudicable compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y la exigencia del Juicio y Castigo a todos los responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos contra miles de compañeros y compañeras.

 

   Para poder concretar el plan económico que llevaría al endeudamiento externo y la destrucción de la industria nacional, la dictadura impuso el más salvaje plan represivo para neutralizar a toda persona u organización que alzara la voz en defensa de los sectores más vulnerables y de la clase trabajadora en general.

 

   Organizaciones sindicales, grupos de base, centros de estudiantes, partidos políticos, 

fueron el blanco del aparato estatal para silenciar a los opositores que luchaban, cada cual desde su lugar de militancia.

 

    El secuestro, la tortura, el asesinato, el robo de bebés nacidos en cautiverio, fueron las herramientas utilizadas por los genocidas para aplicar el terrorismo de estado en los más de 500 campos clandestinos de detención.

 

    El Poder Judicial no fue ajeno a estas prácticas reñidas con los derechos humanos más elementales. Al denegar miles de habeas corpus hasta hacer pagar costas a las familias de las víctimas, facilitaron la concreción del plan sistemático de desaparición de personas.

   

      Sin embargo, ante la falta de justicia y el silencio cómplice de muchos medios de comunicación, la denuncia de familiares, compañerxs y víctimas sobrevivientes se hizo escuchar fuera de Argentina y tuvo eco en otros gobiernos e instituciones.

 

     El grito de “Aparición con vida” trascendió fronteras y gobiernos y el pedido de Juicio y Castigo se logró, aunque tardíamente. Hoy, luego de haber sido condenados pocos genocidas, la mayoría de ellos gozan de prisión domiciliaria.  Madres, Abuelas, Hijos y miles de organizaciones políticas, estudiantiles y sindicales en todo el país continúan con el reclamo de justicia y memoria.

 

    La AJB también sufrió el secuestro y la desaparición de afiliadxs, entre ellxs recordamos a lxs bahienses María Elena Peter y Miguel Santiago Bacasun. Para nosotrxs también es una fecha para recordar a José Pepe Verde, secuestrado en la noche de las corbatas, Antonio Cortina, compañero cesanteado durante la dictadura. También agradecemos el trabajo del juez Luis Cotter y renovamos nuestro recuerdo para el Fiscal Hugo Omar Cañon, incansables luchadores en la búsqueda de justicia para cada víctima de la dictadura.

 

    Desde la AJB seguimos reclamando cárcel para todos los genocidas, levantando las banderas de MEMORIA, VERDAD y JUSTICIA.

 

30000 compañerxs detenidxs desaparecidxs PRESENTES!!!