TRES ARROYOS, UN DISTRITO TURÍSTICO

El distrito de Tres Arroyos, además de destacarse por su gran poder productivo a raíz de sus ricos campos e importantes fábricas que elaboran la materia prima que ofrece la región, también ofrece a los visitantes variados destinos turísticos, merced a una intensa actividad cultural, a sus tres playas, a su imponente río y a la gran cantidad de estancias donde se puede disfrutar del turismo rural. A continuación, transcribimos parte de la información que se puede apreciar en la página www.tresarroyosturismo.com.

TURISMO EN LA CIUDAD CABECERA

Tres Arroyos se caracteriza por ser una ciudad tranquila, que ofrece una variada oferta en materia de servicios e infraestructura en un marco cultural, arquitectónico, histórico y de modernismo único.

La historia de esta ciudad se ve plasmada en sus prestigiosos edificios, el gran valor de sus monumentos, la antigua estación de ferrocarril y los museos, que reflejan la identidad e esta población; el Museo de Bellas Artes, y el de Arqueología, Historia y Ciencias Naturales José A. Mulazzi.

Los espacios verdes también imponen su presencia entre los atractivos de la ciudad, asumiendo un rol protagónico el Parque Municipal Angel López Cabaña.

El estadio del Club Huracán, Tres Arroyos Golf Club, Moto Club Tres Arroyos, Circuito de Cuatriciclos, Aeroclub Tres Arroyos y Club de Planeadores, son algunas de las expresiones de la pasión deportiva de sus habitantes.

La existencia de numerosas colectividades hablan de una región cuidadosa de sus tradiciones y cultura, donde se entremezclan las expresiones artísticas y gastronómicas de criollos, dinamarqueses, holandeses, italianos, españoles, entre otros.

Tres Arroyos ofrece la posibilidad de degustar platos regionales tradicionales, en ambientes cargados de magia, infaltables condimentos para terminar de deleitarse con sus costumbres inmutables, mezcla de influencia inmigratoria y genuina creatividad.

Las festividades populares que se llevan a cabo anualmente en la ciudad, son diferentes en cuanto a sus características.

Este producto turístico cuenta con diversas manifestaciones que se relacionan en forma directa con la identidad y el acervo cultural de nuestra gente. La Fiesta Provincial del Trigo es una de las más importantes del partido,  la misma anualmente convoca a miles de personas que se deleitan con destrezas criollas, comidas típicas y espectáculos folklóricos.

 

TURISMO RURAL

Los establecimientos rurales invitan al turista a pasar días diferentes en la inmensidad de la llanura con amaneceres esplendidos y puestas del sol únicas e inolvidables.

La vida rural en el Partido de Tres Arroyos está llena de sorpresas y encantos. Se destacan las estancias por su tradición, hospitalidad y una combinación perfecta entre el descanso y las actividades rurales o vida activa.

Nos entregan la posibilidad de descubrir productos naturales en su origen, admirar la fauna autóctona, realizar cabalgatas, caminatas, trekking, mountain bike, pesca y visitas a museos rurales donde se destaca la historia familiar y productiva de las poblaciones locales.

Además de la incomparable belleza de la zona, se destacan por el distinguido servicio que ofrecen y el importante valor histórico arquitectónico que poseen.

La oferta se amplia con la presencia en el Partido de estancias pertenecientes a las colonias danesas y holandesas que reflejan las costumbres típicas de sus colectividades, íntima convivencia con lo mas puro de la cultura y el folklore de los inmigrantes. Una experiencia que enriquece el espíritu con aromas y sabores especiales.

 

SAN FRANCISCO DE BELLOCQ

Se trata de un genuino “Pueblo Rural Turístico”, excelente para el descanso y contacto con la naturaleza, en el cual se puede encontrar entre otras cosas, un estilo de vida y tranquilidad totalmente opuesta a grandes ciudades. La paz de este pueblo es un atractivo irresistible en el desafío de encontrarse con uno mismo y descubrir los secretos de esta zona, disfrutando a pleno del paisaje, las actividades rurales y la vida en libertad.

 

TURISMO AVENTURA

El Río Quequén Salado o “Mulpunleufu” es uno de los cursos de aguas más importantes de la provincia de Buenos Aires, tanto por su caudal y extensión,  como así también por su ineflable belleza, con abundante pesca, imponentes saltos de agua y barrancas, en las cuales se han hallado restos de cuantiosa megafauna.

 

Es el lugar ideal para el turismo de aventura y en contacto con la naturaleza, ya que sus paisajes invitan a navegarlo, caminarlo o simplemente contemplarlo y pasar una tarde a la orilla del río en lugares propicios que cuentan con fogones y bancos.

A los atractivos naturales del lugar se agrega una impactante riqueza cultural con historias propias del lugar, y para todos aquellos amantes de la naturaleza, la emoción, y las actividades al aire libre. El turismo aventura constituye otra de las opciones que el Río Quequén Salado ofrece al turista, con posibilidad de realizar trekking, tirolesa, caminatas con o sin guía, campamentos y aventuras guiadas, entre otros.

 

TRES PLAYAS

Las playas del distrito de Tres Arroyos (Claromecó, Reta y Balneario Orense) le brindan al turista la posibilidad de disfrutar de la inmensidad de sus paisajes de magnífica e inigualable belleza natural.

 

Lugares ideales tanto para los visitantes que buscan aventura como los que necesitan del descanso solamente. Abierto a infinitas posibilidades de recreación, teniendo en sus amplísimas playas el máximo argumento.

 

Para los apasionados de la aventura y los deportes extremos, como kitte buggy, kitte surf, windsurf, sky acuático, trekking, mountain bike, sandboard, entre otros, suman adrenalina y libertad a esta práctica deseosa de trascender los propios límites.

 

Cielos con atardeceres donde el sol pinta a la naturaleza con tonalidades nunca imaginadas, siendo uno de los pocos lugares de playa de la costa atlántica donde el sol nace y se esconde en el mar.

 

Claromecó

Claromecó ofrece a los visitantes (además de una amplia oferta de servicios e infraestructura) una gran variedad de atractivos, entre los que se podrían mencionar: el Faro, que se ubica entre los más altos de Sudamérica e invita a subirlo y sentir la frescura de estos paisajes, la Estación Forestal donde conviven una gran diversidad biológica y el Arroyo Claromecó y sus Siete Cascadas, paseo ideal para recorrerlo y disfrutarlo.

Tanto desde la costa, como embarcada, la pesca de variadas especies hace que el lugar sea propicio, para la realización de certámenes de pesca deportiva, como el caso del concurso “Las 24 Horas de la Corvina Negra” situado entre uno de los eventos más importantes que se realizan en la localidad.

 

Reta

Reta es el lugar donde la tranquilidad y el goce permanente con la naturaleza constituyen derechos ciertos de los visitantes.

Reta es una villa turística que se define en dos aspectos: por un lado la planta urbana profusamente forestada, con calles pintorescas y bien cuidadas; y por otra parte sus amplias y tranquilas playas, que complementan su agreste atractivo, donde una larga cadena de médanos separa las aguas del mar de la villa. Dando lugar a uno de sus atractivos más prestigiosos, el Túnel Submedanal, que permite el paso a la playa por debajo de las dunas.

Otro de sus atractivos naturales de gran magnificencia es La Boca y se trata de la desembocadura del Río Quequén Salado al océano, escenario propicio para la contemplación y el disfrute.

 

Balneario Orense o Punta Desnudez

El Balneario Orense se destaca por sus paisajes naturales, como también por la hospitalidad y amabilidad de su población.

También es denominado Punta Desnudez debido a que se trata de un accidente geográfico con un entorno absolutamente agreste.

 Posee un singular trazado, en torno a una plaza circular y el nombre de sus calles responde a la vegetación típica del lugar.

Entre sus atributos naturales, es de destacar el Médano 40, una enorme duna forestada llamada así por la altura que poseía originalmente. El mismo invita a subirlo y obtener una fantástica vista panorámica de la villa. Otro de sus atractivos de relevancia lo constituye el Arroyo Cristiano Muerto, que sigue un sinuoso camino entre las dunas hasta finalizar en el mar.